lunes, 31 de diciembre de 2007

Ya salió la Revista Luna Park No. 6


Con la llegada del nuevo año, Revista Luna Park alcanza su sexta edición. Y para conmemorarla los invita a realizar un recorrido por los más variados rumbos del arte. Desde la paternidad de la novela guatemalteca, pasando por los comics, la música guapachosa, los detalles cotidianos que muchas veces se nos escapan, el arte maya y la recomendación de tres libros, para aquellos que este año se han propuesto leer con mayor frecuencia.

Exploren, lean, comenten… es el turno del arte: www.revistalunapark.com

Caricatura: Martín Díaz

viernes, 21 de diciembre de 2007

Lo que el cine nos dejó/recuento 2007



Por Felipe Bagur

Desafortunadamente en Guatemala tenemos algo en contra para poder apreciar cine de calidad: La comercialización de éste, que induce a las salas de cine a colocar en cartelera únicamente las que ellos saben van a tener un gran éxito taquillero, y todos sabemos que no hay relación entre esto y una buena película, esta situación incluye a los distribuidores del mercado negro. Para poder ver películas buenas queda por hacer dos cosas, encontrar un distribuidor de películas del mercado negro bueno y que sepa de cine o tener una conexión de internet para bajar las que uno guste.
Dejando a un lado esta situación voy a hablar acerca de tres de las películas de este año que desde mi perspectiva vale la pena ser vistas y que no se arrepentirán de ello. En mi lista las tres primeras son Grindhouse, es una que se encuentra dividida a su vez en dos: “Planet Terror” y “Death Proof” la primera dirigida por Robert Rodriguez y la última por Quintin Tarantino. Las otras dos serán “El Laberinto del Fauno” y “Babel”, aunque estas dos fueron estrenadas a finales del año 2006 en otros países, aquí llegaron hasta principios de este año.
Antes de empezar a hablar de estas, me gustaría mencionar aquellas que me dejaron mal al verlas y que las esperaba muy emocionado: “Harry Potter y la Orden del Fénix”(Una repetición constate de los filmes anteriores), “Apocalypto”(únicamente una película gringa ambientada en la América de la conquista, sin mayor relevancia), “El Hombre Araña 3”(Efectos especiales, diálogo pobre y la aparición de muchos personajes evitaron el desarrollo de estos o de la historia), “Los Transformers”(un derroche de efectos especiales pero un dialogo pobre y muchas veces sin sentido como ocurre en la mayoría de las películas gringas), “El Último Rey de Escocia”(Película muy ingenua con poca historia); que únicamente para entretenimiento dominical en el hogar pueden ser soportables.
De las tres que propongo empezaremos con “Babel”, película muy buena que juega con varias historias que a su vez hacen una, el mismo recurso utilizado en “Amores Perros” pero utilizando un panorama globalizador, es magistral. Partiendo de una situación en algún lugar del mundo muestra como es percibido por varias culturas, como la utiliza y manosea los medios de comunicación y los gobiernos a su favor y como puede afectarles o no a personas que residen en lugares tan distantes del globo terráqueo. Por medio de esto uno puede ver una pincelada general de la vida de cada cultura desde la japonesa, gringa, latina y árabe. De todas las que vi en este año o finales del año pasado es una de las más recomendables. De una numeración de 1 a 10, siendo 1 lo peor y 10 lo mejor, a esta le asigno un 8.
La siguiente es “El Laberinto del Fauno”, en este filme una niña pequeña se enfrenta a una realidad que no es agradable: Cambia de hogar y se enfrenta a otro completamente distinto y violenta, ella para evitar todo este sufrimiento logra evadirlo de una forma fantástica. La historia es ambientada en la España rural de la Guerra Civil del bando Franquista. En esta película Guillermo del Toro logra mezclar una realidad sangrienta de esta época y sus personajes con la imaginación de la pequeña que se enfrenta a cambios traumáticos, siendo esta la única manera de enfrentarse a ellos. Utiliza buenos efectos especiales sin olvidarse de la importancia de los diálogos. Esperaba más fantasía o surrealismo en las escenas por que eso fue lo publicitado. A esta película le asigno un 8.
GrindHouse, como dije anteriormente, se encuentra divido en dos: “Planet Terror” de Robert Rodriguez y “Death Proof” de Quintin Tarantino, ambas son un tributo con buenos resultados a los antiguos filmes de terror. Estas son recomendables únicamente para personas que les gusta el “gore” en su máxima expresión, al verla debe de tener intestinos fuertes y una mente abierta y tolerante. “Planet Terror” inicia con un anuncio publicitario de otra película de acción que ofrece sexo y violencia, logrando con ello llevarnos a un viaje a esos años del cine de terror. En esta película el director presenta un tema conocido en este tipo de cine: “muertos vivientes”, y al mezclarlo con una intención muy conocida de violencia y sangre en exceso sin sentido y malos diálogos, actuaciones y circunstancias, hacen de esta una excelente película, que no hay que dejarla de ver. A esta le asigno un 9.
“Death Proof”, es la última de esta serie de recomendaciones y la 2da. De la serie, si se puede escribir de esta manera, de GrindHouse. Dirigida por el Grandioso Quintin Tarantino, conocido por otras películas excelentes como “Perros de Reserva”, “Pull Fiction” y “Kill Bill”. En esta nos trae la historia de un asesino en serie en su vehículo, pero lo que la hace interesante es la manera magistral que la presenta, las circunstancias iniciales y el final sorpresivo, a parte del juego que hace con los diálogos y el pasar de color de blanco y negro a color, y viceversa (alguien me comentó que la banda sonora es buena). A diferencia de la anterior hay poca violencia y sangre, no digo que no exista, pero es poca relativamente o yo estoy desensibilizado con este tipo de película. A esta le asigno 9 también.
Antes de irme y fuera de las tres que me gustaron en este año, falta hablar de la película guatemalteca “VIP La Otra Casa”, que como toda segunda parte peca de ser mala, no se enfoca en una cosa, quería tomar la diferencia entre los que casi viven cómodamente dentro del presidio y los que no logran hacerlo, pero no penetrar en una realidad que existe y que disfrutan los políticos corruptos. Les faltó un toque más violento, la sentí muy suave para mi gusto y para lo que deseaban exponer. Lo notable fueron las mejores actuaciones que su predecesora (La Casa de Enfrente). Le asigno un 5.
Estas son las películas que recomiendo y que sin duda muchos coincidirán conmigo y con otros tendré grandes discrepancias, pero eso lo alegre, las similitudes y las diferencias. Esperemos que el próximo año nos traigan mejores películas para disfrutar y que los piratas empiecen a vender también películas independientes.

miércoles, 19 de diciembre de 2007

Álbum de recuerdos/recuento 2007


Por Jaime Moreno

A veces me pongo nostálgico y me da por recordar. Como esa vez que no sé que pasó y terminé examinando cada detalle de mi pasado en un café del centro. Ahora, por ejemplo, recuerdo la tarde en que iba con Meza y mi padre por el periférico y a la altura del puente del Incienso vimos a una muchacha de aspecto taciturno pasar sobre la baranda y lanzarse al vacío. Quizá esto es lo más impactante que me pasó en el año que termina. Claro, podría describir escenas más violentas o profundas, pero me quedo con ésta por su carácter informativo: la vida vale lo que uno quiere que valga. Sin embargo, no puedo (ni quiero, en todo caso) dejar de lado este espacio para dar a conocer lo cotidiano de muchos ciudadanos comunes como yo. En sus manos, pues, este popurrí de historias que muestran los hechos decisivos más recordados por cada uno de ellos durante 2007.

Nidia. Comenzó una relación con alguien con el que jamás pensó. Le ha ido bastante bien y está dispuesta a seguir luchando por lo que quiere, aunque eso implique sacrificios. Molina. Recuerda con cierto dejo de nostalgia lo bien que le fue en los estudios durante el primer semestre. El segundo, comenta, le fue bastante mal. Espera, en todo caso, reponerse el año entrante. Fossi. Problemas amorosos, dice. Una mujer que nunca lo aceptó y lo mucho que le afecta. Borujo. Un año de decisiones. La más difícil, sin duda, fue dejar la carrera de Medicina y comenzar un nuevo sueño en el campo de la ingeniería automotriz. El cambio, eso sí, era necesario. Paula. Este fue un año de mecánica rara para ella. Al haber terminado los estudios de Derecho, ahora se prepara para las fases de examen privado. Queda en su memoria el constante estudio que, junto a sus amigas, realizó guante todo el año en la Biblioteca Central de la USAC. Paolo. Recuerda con orgullo cómo logró aprobar una materia que se le dificultó a lo largo del año. Es, como dice, un premio a su esfuerzo. Chejo. La vida puede tener grandeza en pequeñeces. Su mayor recuerdo es la euforia sentida al salir de la sala de cine, luego de ver Transformers, la película. Carolina. Conoció, platicó y convivió con las estrellas que más admira: los integrantes de la agrupación mexicana RBD. Es uno de sus mayores recuerdos en este año y no es para menos. Sama. Dejó de lado la rutina, se armó de anhelos, compró una patineta y se puso a patinar. Este es el año que hizo algo diferente y cumplió uno de sus deseos. Ericón. Lo que este año le deja, como recuerdo más vivo, es el dolor que le causó una ruptura amorosa. Me dijo que hasta ahí no más, cuenta con tristeza. Angélica. Su abuelita dejó este mundo hace pocos días. Le afecta, cómo no. Es, en todo caso, el inicio de una nueva etapa para ella y su familia. Se repondrá, seguro. No está sola, hay gente que la quiere, la apoya y vela por ella. Es solo un paso más en este viaje; unos antes, otros después, todos terminamos partiendo algún día. Recuerdo, eso somos para mantenernos vivos. Chuky. Hace un par de semanas pudo, al fin, ver a su padre otra vez. Hacía diez años que no lo veía. Fátima. Los buses equivocados, las palabras no entendidas, perderse en una ciudad extraña por intentar conocer un poco. Todo trae para ella un recuerdo único: Rusia. Chipi. El recuerdo que busca aún no ha sucedido. Aunque lo tiene claro en la mente: de este año recordará la Navidad porque sus primas vendrán a pasarla con su familia. Manola. Este año es inolvidable para ella porque realizó sus prácticas médicas en el Hospital. Está por terminar la carrera de Medicina y lleva guardados excelentes momentos de esta etapa.

Pude escribir sobre temas políticos, sociales o religiosos. Lo intenté, no lo niego. Al final descubrí que, más que de acontecimientos decisivos y trascendentales, el mundo está hecho de esos pequeños recuerdos anónimos de cada uno de sus habitantes. A mí, este año me dejó el haber conocido a una niña muy especial, el casi concluir la Universidad y las puertas abiertas a una nueva etapa laboral. Es, para mí, lo digo de recordar. ¿A dónde nos llevará lo hecho este año? Quién sabe. Espero estar el próximo para contárselos.

domingo, 16 de diciembre de 2007

22 años después…/ recuento 2007


Por Carmen Lucía Alvarado

He vivido en la misma casa desde que tenía dos meses de edad, y había dormido en la misma habitación todo ese tiempo, hasta septiembre de este año, pues por diferentes motivos tuve que cambiarme a la habitación que mi abuela usó hasta el día de su muerte, hace tres años, en la casa del otro lado de la calle. La decisión fue repentina, mis hermanas, con quienes comparto el cuarto desde el día que nacieron, me acompañaron a desmantelar ese espacio que parecía haberse adherido a algo de nuestra piel. Crucé la calle con cierto temor, pero sin palabras, no compartí con nadie ese miedo de usar mis manos para vaciar ese lugar que es ahora una especie de recuerdo salmón, no dije nada y sin pensar llegue hasta nuestra litera de madera, vi de reojo el espejo del gabetero y de repente desfilaron ante mí un sin fin de imágenes: Los Muppets en el televisor, la ventana mucho más grande y llena de preguntas, la cuna que me enseñó el significado de la palabra hermana, las distintas decoraciones, mis seis años y mi primera tarea en una pequeña mesa verde frente a mi cama, las cajas amarillas con juguetes, el miedo de que en la noche se colaran ángeles por la ventana de la puerta, mi alcancilla de pepe grillo, de nuevo la cuna en mi cuarto y el significado de las palabras otra hermanita , las paredes, amarillas, luego blancas, después salmones, los osos de las cortinas y las cubre camas que vieron mis primeros diarios y las primeras cosas que escribía, el espejo que me vio con mi mamá recogiéndome el pelo para ir al colegio hasta el día en que me pinté los ojos por primera vez, la decoración pasó de el protagonismos de mis peluches a planetas y estrellas pegados en la pared, luego a fotos cofres, joyeros. Las repisas de mi cuarto llevaron encima toda clase de objetos, desde mis libros de Julio Verne hasta los enormes libros de medicina, cuando mi hermana entró a la universidad. Hice berrinches increíbles entre esas cuatro paredes, les conté a mis hermanas historias falsas que ellas creían, viéndome con los ojos muy abiertos. La imagen de mi abuela sentada, muchas veces, a los pies de mi cama repitiendo las oraciones en la noche, Blanca nieves, la caperucita roja y la Cenicienta en la voz de mis papás. Las amigas de la adolescencia, los cosméticos que sustituyeron mis juguetes de cocina y por lo menos la mitad de mis muñecos, etc, etc, etc.

Sin decir una palabra arranqué la colchoneta de mi cama y todas esas imágenes temblaron tras las lágrimas. Al final no cerramos la puerta, preferimos que los recuerdos siguieran saliendo por ella uno a uno.

viernes, 14 de diciembre de 2007

Cultural/Colloquium - Recuento 2007-



Por Rodrigo Pérez Nieves


La combinación de los excelentes recursos naturales con los valores espirituales de su gente me ha hecho pensar en Guatemala, más de una vez, como el mejor país del mundo para vivir. Pero por alguna razón no puedo disfrutar todos esos aspectos positivos plenamente. En el país se vive un constante clima negativo y pesimista. Somos un pueblo divertido, pero no alegre. Desempleo, pobreza, protestas, falta de oportunidades son algunos de los factores que motivan nuestro ánimo alicaído. Y en los últimos años, se ha agigantado en mi alma un sentimiento de angustia. Llego a sentir que todo está completamente arruinado. Resido en Quetzaltenango y veo tristeza en los rostros de la gente. Siento pesadumbre e impotencia. Impotencia. Ésa es la palabra. Peor aún, por momentos se me va la esperanza.
La depresión colectiva que atraviesa el pueblo no se debe sólo a la erosión del poder adquisitivo individual sino que es magnificada por la desilusión de ver, una vez más, cómo se nos escapa el futuro de nuestros hijos de las manos. No podemos entender por qué la cultura se convierte en algo inalcanzable como quien escala una montaña resbalosa, volvemos siempre a la base. Se va debilitando en nuestra mente la certeza de que alguna vez llegaremos a la cima. Son éstos los momentos en que nuestros ánimos viran dramáticamente hacia el otro extremo. Nos preguntamos si no estaremos condenados a ser un mediocre país tercermundista para siempre.
En muchas oportunidades los hechos superan mi capacidad de entendimiento. Me doy cuenta de que tenemos problemas y no siempre entiendo por qué. Me paso horas pensando y tratando de encontrar las causas de nuestros males. Mi razonamiento empieza por la economía, pasa por la clase política, sigue por la gente que elige a los políticos, entonces pienso en la cultura, y vuelvo a la política y la economía. Mis pensamientos se hacen circulares al punto que enloquezco. Entonces freno. Y me pongo a leer y escuchar a "los que saben". Y no sé a quien creerle. Pienso que todos tienen razón. ¿Por qué será que tantas explicaciones diferentes del mismo problema pueden parecer ciertas? ¡Y con tanta contundencia! En el medio de mis esfuerzos mentales llego a pensar que la verdad no existe. Que todo es relativo. Que depende de donde se lo mire. Pero en el fondo se que no es así. Sé que la verdad existe.
Ya lo dijo Pierre Bordieu :"Me dirijo aquí a todos aquellos que conciben la cultura no como un patrimonio, cultura muerta a la que se rinde culto obligado de una devoción ritual, ni como instrumento de dominación y de distinción, cultura bastión y Bastilla, que se opone a los bárbaros de dentro y de fuera, a menudo los mismos, hoy en día, para los nuevos defensores de occidente, sino como instrumento de libertad que supone la libertad, como modus operandi que permite la superación permanente del opus operatum, de la cultura cosa, y cerrada. Esos me concederán, espero, el derecho que me concedo aquí de apelar a esta encarnación moderna del poder crítico de los intelectuales que podría ser un intelectual colectivo capaz de hacer entender un discurso de libertad, al no conocer más límite que las imposiciones y los controles que cada artista, cada escritor y cada científico, pertrechado con todo lo acumulado adquirido por sus predecesores, se impone a sí mismo y a todos los demás.

Estoy seguro que compartimos el mismo sueño de una ciudad mejor para todos los quezaltecos. Creo en la ética del hacer. En la pasión del hacer para la gente. Creo en la emoción que genera construir, resolver, dejar una huella que vive más allá de uno.

Propuestas

- Reactivación de la actividad cultural en la ciudad: la creación de la “Cultura Itinerante” para reforzar la presencia cultural en la geografía zonal (o barrial) de la Ciudad, sumada a la ya existente red de centros culturales en la zona central de la ciudad. El fortalecimiento de las instituciones territoriales encuentra en el Programa “Apoyemos la Cultura En mi barrio” una herramienta fundamental.

- Generación de espacios para la exhibición de nuevas tendencias artísticas, o remodelar los espacios existentes como la Zona Militar 17-15 (Perdón, pero no ha perdido su estampa y su macabra historia), salón Mayor de la Municipalidad, apoyo a entidades con espacios físicos como Plaza de la Marimba (abandonada totalmente), Salón Baeza y Casa de la Serpiente, necesarios para cobijar nuevas expresiones que no tienen cabida en los espacios, parques o salas tradicionales.

- Es URGENTE un cambio estructural de la Casa de la Cultura, empezando por el Responsable actual para lograr un fortalecimiento de una política patrimonial, fundamentalmente, en su gran capacidad de generar productos turísticos y circuitos o intervenciones en el espacio urbano: con la creación municipal de la Subsecretaría de Patrimonio para otorgarle verdadera identidad al Centro Histórico de la Ciudad, y trabajar intensamente con los habitantes de la zona (vecinos, comerciantes, empresarios).

- La adquisición de documentos históricos es otras de las apuestas para incrementar el patrimonio cultural de la Ciudad. Historiadores o cronistas coordinados por la nueva estructura de la Casa de la Cultura y municipalidad asesorando a los vecinos en aquellas intervenciones edilicias y propuestas, destinadas a sus barrios de una política de concientización acerca de la importancia del patrimonio cultural como son los documentos históricos.

- Integración de los medios de comunicación, hoy no puede pensarse una política cultural sin una vinculación con los medios. En poco tiempo se podrá ver en las pantallas, páginas de los periódicos, radio, una señal cultural de la Ciudad.

Adendum

Paralelamente, el complejo entramado del campo cultural en la ciudad, sus instancias de producción, circulación y consumo, la reconfiguración de los mercados culturales en el ámbito global, así como el impacto de las nuevas tecnologías y de las industrias culturales en la constitución de los imaginarios sociales, requieren de un Concejo Municipal atento que, lejos de competir con el mercado, funcione como garantía de equilibrio y articulación.
Quetzaltenango, como todos sabemos, necesita de un espacio de reflexión, proyección y planificación que no se contamine con lo coyuntural del día a día. La ciudad debe aplicar un dinamismo que sólo es viable desde la certeza de la planificación, la estrategia y la sustentabilidad. Esa trilogía constituye el único pasaje realista al futuro, con todas las potencialidades que este albergue. La propuestas son elementos ideados para acceder a ese futuro e instalarse en el nuevo destino que Quetzaltenango merece y empieza a alcanzar.

miércoles, 12 de diciembre de 2007

Exposición fotográfica por una buena causa




Este 14 de diciembre se inaugura en Antigua Guatemala la exposición fotográfica organizada por Los Patojos, una organización que pretende formar líderes para Guatemala.
En esta oportunidad, el objetivo es bien concreto, ayudar para que Esvin, uno de los patojos, pueda llevar a cabo su rehabilitación dental completa. Para mayor información acerca de Esvin y su tratamiento pueden contactarse con el coordinador Juan Pablo Romero a jpromerofuentes@gmail.com

Además, pueden visitar la página del sitio en internet: www.lospatojos.org

lunes, 10 de diciembre de 2007

Frank, el perdido



Por: Carlos Meza

Conocí a Frank no sé de qué modo.
Estoy seguro que fue este año, era amigo de mi ex novia y me enseñó bastante sobre literatura y música. Trataré de recordarlo poco a poco. Fue en el mes de febrero, en una fiesta. Lo habían asaltado (no sabía si habían sido mareros) en una estación de gasolina. Me contó que estudió literatura, ha publicado diversos ensayos y ganó algunos certámenes mediocres. Todo por no saber qué hacer, dijo. Además, necesito empleo, agregó. A las dos semanas le conseguí trabajo de cocinero en un restaurante de la zona uno. No sé cocinar, pero a los clientes como que no les interesa, me dijo con un gesto triunfal. Le pagaban bien, tenía horario flexible y, según cuenta, escribió tantas cosas en poco tiempo.

Nos reunimos de nuevo a principios de abril, un miércoles, mientras la noche caía lentamente. Yo aún tenía una vaga idea sobre su persona, parecía un fantasma, sincero, sin reproches. Es difícil sacarle conversación, pero medio mencionas la palabra “literatura” sus ojos se abren y las orejas se le paran como un perro. Así que empezó una ardua y precisa conversación sobre Bolaño, Hemingway, Cortázar, Carver, Céline, y muchos más. Hablamos horas y horas (por supuesto que él lo decía con gran criterio, y yo lo escuchaba detenidamente). Luego, habló sobre los problemas de la literatura nacional: la nausea asturiana, las imitaciones baratas del realismo sucio, la necesidad de revivir a Cardoza, la ausencia del teatro en el país, y la importancia de Rey Rosa en la narrativa actual. Habló de tantas cosas que ahora me arrepiento de no apuntar en un cuaderno como estudiante nervioso.
Afuera, la desolación habitaba las calles bajo un cielo estrellado.
Frank me prestó parte de sus escritos y parecía tener en mis manos a un escritor inmortal, un ávido lector de Virgilio y Milton, sin la necesidad de imitarlos, más bien, renovador, y sometido a preocupaciones poéticas: idea-lenguaje, emoción-expresión, ritmo-intensidad, disciplina-técnica. Frank es un poeta completo, y lastimosamente (creo yo), he sido el único que ha podido leerlo; y al hacerlo solté gritos, protestas, carcajadas, lágrimas.
Si tengo un buen recuerdo de este año, ha sido Frank. Ahora trabaja como payaso, de los que lanza naranjas al aire, debajo de algún semáforo en la avenida Reforma.
Hay días en los que reflexiono horas sobre qué versos se le cruzarán mientras una naranja va en el aire.

jueves, 6 de diciembre de 2007

Por la puerta grande/ recuento 2007


Por: Gabriel Rodríguez

Vemos que el César ha mandado a embellecer la ciudad con rotondas rotundas, y con el alumbrado público donde hacía falta, para combatir a los malhechores de las sombras y poner luz en la vida de los quetzaltecos. Pero también, dicho sea de paso, para iluminar el camino de su carroza motorizada y facilitar el tránsito de todos los días cuando él se dirige desde su palacio hacia el Circo Máximo, perdón, quiero decir el Palacio Municipal.
El desfile del victorioso “emperador” de Los Altos partiendo de su recién inaugurado arco del triunfo, poco antes de septiembre como para decir que presentía que sería reelecto como primer ciudadano de la Lunática Xelajú. Partió con todo su séquito, desde la simbólica “puerta de la ciudad”. Una manifestación de atávico “culto a los antepasados” en cada detalle arquitectónico neoclásico, monumento al anacronismo oportunista. Y ahora que en septiembre, “mes de la patria”, en efecto, su arco triunfal fue una premonición de que ganaría la reelección. Celebró dos veces: el “cumpleaños” de la patria, y su continuidad en los agrietados muros del Palacio Municipal. Y puesto que ya se fajó para la campaña de reelección, se ha ido 3 años de vacaciones, y no asiste a invitaciones: por qué ir a ver un documental sobre el Sexto Estado, si se puede ir de viaje, y además, ya hizo su propio documental neoclásico de block y prefabricados que durante su “filmación” produjo algunos accidentes de tráfico y algo más de caos vial.
Si esto fuera poco, también le han quedado varias fiestas paganas más para seguir celebrando, con tratamiento de estrella de de rock, de ser posible: desde el mes de las fiestas patrias, hasta enero en el que iniciará oficialmente un nuevo capítulo de su mandato. Se paseará en su carroza motorizada o a pie, saludando a todos los ciudadanos, y atendiendo las consultas y demandas de todo aquel ciudadano y ciudadana le plantee en el ínterin. Se puede ser un primer ciudadano modelo en estas fiestas de fin de año, muy devoto y sociable en las catedrales de Dios como en las del capitalismo, que se llenan de fieles incautos en estas épocas del año. Allí el César glamoroso se lucirá y compartirá al pie del árbol de navidad; un Papá Noel bondadoso que repartirá regalos a grandes y chicos.
Y así, el sujeto en cuestión, sigue haciendo mito y leyenda, y a pesar de desayunar huevos tibios cada mañana (según cuentan los graffiti), sigue pasando por la puerta grande.

miércoles, 5 de diciembre de 2007

El campeonato 11 años después / recuento 2007


Por: Marvin García

Quiero mencionar un fenómeno lleno de emoción, sentimiento y verdaderamente honesto, que venció por completo la pobreza, la delincuencia y una larga y aburrida fila de problemas que nuestra sociedad vive. ¡Somos Campeones!

Sí señores, dentro del corazón de los dueños del barrio, de los que ajustamos para comprar una entrada, los que jugamos de niños con una pelota plástica, los que escuchábamos atentos las anécdotas de los viejos, los que vemos con ojos de magia el ¡fue o no fue gol? Para nosotros los que no sabemos ni un cachito de crítica del arte pero sí somos honestos cuando gritamos un gol, el 25 de mayo de 2007 creímos que soñar es mejor que vivir, por dar la vuelta, por una copa, por un color, por sentirnos dignos, por el amor, por el recuerdo, por los 11 años de espera, por las lágrimas sinceras, por los pueblos hermanos, por la piedra que cae en la boca, por la lluvia fuerte, por tanto sueño frustrado, por la gloria de ser campeón.

En mayo, sin necesidad de alas conquistamos la luna, porque vivir, ser feliz, ver un pueblo feliz, a la larga es el motivo de cualquier expresión humana, y ese día todos en Xela nos acordamos de que somos humanos, gracias a un balón de fútbol, volvimos, volvimos a ser grandes, a ser uno solo, seguros y orgullosos, mi Xelajú M.C. campeón!!!

viernes, 30 de noviembre de 2007

Ya salió la Revista Luna Park No. 5


Caricatura: Martín Díaz

Se acabó el 2007, y para decirle adiós a este año, Revista Luna Park ha preparado una edición dedicada a las conmemoraciones literarias, a las publicaciones, los premios y los proyectos culturales que hicieron historia durante los 365 días que pronto quedarán atrás. Esto, sin olvidar el espíritu de la época y sin antes acompañar en su recorrido con el lente a otro fotógrafo quetzalteco.

Exploren, lean, comenten… es el turno del arte.

www.revistalunapark.com

miércoles, 28 de noviembre de 2007

Gran festival "Teatrito" en Xela



El Hormiguero
, la nueva red arte/cultura de occidente presentará el domingo 2 de diciembre el Gran Festival Teatrito en Xela.
Ocho agrupaciones teatrales del occidente del país se reunirán en la ciudad y tomaran los espacios públicos para transformarlos en su escenario. El Festival ofrecerá una agenda variada de espectáculos diversos y para todos los públicos, en un total de 15 presentaciones que se detallan a continuación.

Tomen nota y asistan.

Teatro de Títeres Armadillo

Teatro de títeres

10.00-10.45 a.m
Obra: En sus Narices
En el Zoológico Minerva
Y de 15.15-16.00
En el Frontispicio de la Municipalidad (Parque Central)

Grupo de Teatro Experimental Artzénico
Teatro del Absurdo

De 10.45-11.30
Obra: La Insistencia del Silencio
En el Zoológico

Y de 17.00-17.45
Obra: ¿Has Visto? Servidores Públicos Súper Amables.
En el Frontispicio de la Municipalidad (Parque Central)

Grupo de Teatro Andasolo (Coatepeque)
Comedia

De 11.30-12.15
Obra: Leyendas de Guatemala
En el Zoológico
Y de 14.30-15.15
en el Parque Bolívar

Teatreros de Xela
Comedia

De 13.30-14.00
Obra: Señorita Laura
En el Zoológico
Y de 15.15-15.45
En el Parque Bolívar


Compañía de Teatro Coatepeque (Coatepeque)
Comedia

De 12.45-13.30
Obra: Cuentos para Contar
En el Zoológico
Y de 16.00-16.45
En el Frontispicio de la Municipalidad (Parque Central)


Compañia Teatro Occidente (Huehuetenango)
Comedia

De 14.30-15.30
Obra: La Casa de los Dobles
En el Frontispicio de la Municipalidad (Parque Central)

Y de 18.00-19.00
Obra: Mi Mujer es un Plomero
En el Parque Bolívar


Luz Negra
Teatro Clásico / Teatro Negro

De 16.15-17.15
Obra: Laguna Verde
En el Parque Bolívar
Y de 18.00-19.00
En el Frontispicio de la Municipalidad (Parque Central)


Arte y Comunicaciones Sociales (ACSA)
Teatro Social

De 17.15-18.00
Obra: La Historia del Barrilete que Quería Llegar a la Luna
En el Parque Bolívar

lunes, 26 de noviembre de 2007

JAID: un cortometraje hecho en Xela


Por Martín Díaz

Siguiendo con la tónica del mes, pero con un tinte menos mítico que lo normal; he decidido postear en este sitio un proyecto de la universidad, del curso de Radio y TV.

Este proyecto consistía en un cortometraje, relativamente libre, hecho en parejas, y no debía durar más de 3 minutos… Realmente mencionar los requisitos no es tan interesante como las circunstancias:

Llegué tarde a la casa de mi compañero de proyecto, José Fernando Cum (mejor conocido como
Jorgito, apodo que figura entre los tags para hallar el video en el youtube), teníamos que entregar, aparte de este proyecto, 2 dramas para radio, eran las 11:00 a.m. y la entrega de proyectos era a las 5:30 p.m.

Bueno… los dramas de radio salieron en 1 hora y poco más; relativamente bien, o mejor dicho, “sacamos la tarea”. Así que teníamos 5 horas exactamente para hacer la idea, guión técnico, fotografía, etc. Y bueno, también tuvimos que improvisar una actriz que, por cierto, funcionó muy bien, Shirley Cum, a quien de paso va nuestro agradecimiento por su participación en este rodaje.
Sin más preámbulo los dejo con nuestro modesto proyecto entregado a última hora: JAID

martes, 20 de noviembre de 2007

Documental y foro sobre el Sexto Estado de los Altos


Los fallidos intentos de conformación del Sexto Estado de los Altos continúan siendo causa de orgullo entre los quetzaltecos. Pero ¿cuál es la historia?, ¿qué intereses había detrás?, ¿qué hubiera pasado si se hubiera llegado a conformar el Sexto Estado?
A estas y otras preguntas tratará de darse respuesta este fin de semana durante la presentación del documental acerca del Sexto Estado de los Altos, producido por Rodolfo Custodio Arango.
El viernes 23, a las 19:00 horas, se llevará a cabo la presentación oficial, en el Salón de Honor de la Municipalidad quetzalteca; y el sábado 24, a las 19:00 horas, en el Auditorio de Casa de la Cultura se llevará a cabo una nueva presentación, seguida de un foro moderado por Rudy Argueta, en el que participarán los doctores: Roney Alvarado, Daniel Matul, y Carlos López Loarca.
La entrada es gratuita.

sábado, 17 de noviembre de 2007

"Luz de Alumbre" ya está a la venta


Luego de que el proyecto Pájaro Jaguar se presentara, a mediados de agosto, en el Palacio Nacional de la Cultura con su interpretación gráfica y musical/experimental de la obra "El señor Presidente" de Miguel Ángel Asturias, David Marín se dio a la tarea de editar el video del concierto, mediarlo, y reproducirlo.
El resultado: dos discos: el concierto completo del Palacio, los videos de Carlos Lucero y su proyecto Funeral Latino, y otras curiosidades más, así como el Cd con el audio completo del disco Luz de Alumbre.
Este material ya fue estrenado en Xela. Primero en el auditorio de Casa de la Cultura, y el pasado 9 de noviembre en El Cuartito.
Si quieren conocer más al respecto, ingresen a www.pajarojaguar.org/LADVD para ver algunos vídeos y leer los comentarios que ha generado el proyecto. No está de más invitarlos para que exploren el sitio y se dejen sorprender.
Los discos están a la venta en Librería Sophos y Las Cien Puertas, en la capital; y en Xela puede adquirirse en El Cuartito. Cuesta Q100 y vale la pena.

martes, 13 de noviembre de 2007

"Noviembre": cine español en La Serpiente


La revolución después de la de octubre es la de noviembre. Es la revolución del arte. Utópica como todos los movimientos revolucionarios, pero heroica, fuerte, aislada, criticada, controversial, inolvidable.

Así fue la lucha de Noviembre, un grupo de teatro independiente que toma la calle, los espacios públicos, se aleja de la academia y se acerca a la gente, con el objetivo de reivindicar el arte.

La película que narra esta historia, ganadora de varios premios en España, será presentada este sábado 17 de noviembre, a las 19:00 horas, en La Serpiente: 5ta calle 2-16 zona 1 de xela. Una actividad más de Revista Luna Park, Metáfora, La Serpiente, y el Hormiguero en general; y fue posible gracias al apoyo de Manifestarte.

La entrada es gratuita. Los esperamos.

domingo, 11 de noviembre de 2007

Terror al final del pasillo




Por: Jaime Moreno


Está bien, lo acepto: el mes pasado debía colaborar en esta sección y no lo hice. Sin embargo, ahora que traemos a colación el tema de los muertos, desaparecidos y demás ¿por qué no combinar la temática infantil del mes anterior con este noviembre tan fantasmagórico? Les cuento entonces esta anécdota para que tomen sus precauciones cuando visiten un convento. Hace muchos años, cuando era muy niño, mis padres fueron contratados para dar una capacitación a los seminaristas de la parroquia de un pueblo remoto. Bueno, como por lógica no dejas a tu niño pequeño sólo en casa durante tres días, allá iba yo por las carreteras montañosas del país rumbo a la ortográficamente inculta morada de Dios. Llegamos y todo era normal: unos diez seminaristas, dos padres, una parroquia y un pueblo. Fuimos asignados a una de las habitaciones de huéspedes y de inmediato comenzó el trabajo. Yo, mientras tanto, me dedicaba a jugar en el patio o a observar el movimiento del lugar. Sin embargo, por la tarde del primer día, el padre responsable dijo que me tenía una sorpresa: había conseguido que le prestaran una video grabadora y unos vídeos de la Casa voladora. Pinche suerte la mía. Me llevaron a una estructura que parecía gallinero y ahí, casi al final, estaba el televisor con el capítulo de la caricatura ya en movimiento. Debieron decirme que te diviertas o algo así; yo, ingenuo como todo niño, me senté cómodamente a disfrutar de las imágenes. Me dejaron solo y no tuve inconveniente. Bastó sólo un instante para que mi euforia se convirtiera en desesperación: a sólo unos metros de mí, al final del pasillo, estaban apiladas todas las imágenes en restauración. ¿Quieren ejemplos? Bueno, destacan en mente el crucifijo sin brazos, el nazareno sin manos y un sin fin de imágenes varias con algún tipo de mutilación menor. Aunque lo que de verdad llevo clavado en la memoria es la Virgen sin ojos (imponente, soberbia) que coronaba la escena. Reconozco que intenté pasar por alto el panorama y ver mi caricatura, pero no podía concentrarme y sudaba mucho. Al final salí corriendo a no sé dónde; cualquier lugar era mejor que aquel bosque de siluetas monstruosas. Creo que a todos les valió mi salud mental y tuve que soportar otros tantos días la misma situación. Seguramente, el día que nos fuimos tenía tal cara de zombi que el sacerdote que me había conseguido los vídeos me regaló unos juguetes que tenía guardados como un tesoro más de la colección de la iglesia. Todo en vano: el daño, el trauma, ya estaba hecho. Desde entonces le temo a la Casa voladora y a los pasillos muy oscuros.

viernes, 9 de noviembre de 2007

Revista Marca Acme cumple tres años



El cinco de noviembre llegó a su tercer año de existencia cibernética la Revista Marca Acme. Un medio electrónico que parte desde Nicaragua para divulgar todo tipo de contenido cultural de Centroamérica y de otras partes del mundo.
De acuerdo con su coordinador, Rodrigo Peñalba, como su nombre es Marca Acme, se pueden dar el lujo de publicar cualquier asunto cultural: desde la publicación de la más reciente novela o la celebración de la última bienal de arte, hasta la presentación de alguna banda de Rock o grupos experimentales de graffiti performático; y esto porque entienden a la cultura como algo orgánico y mutante que crece en miles de direcciones más allá de lo entendido como "cultura" de museos y bailes folclóricos.

El espacio cuenta con noticias, artículos, entrevistas, blogs, foros, wiki, mapa cultural de Managua, una página de MySpace, y varias cosas más.
Además, se reciben colaboraciones. Aunque queda reservado el derecho de admisión. El contacto directo es penalba@gmail.com

Dénse una vuelta y únanse a la celebración de este aniversario.

miércoles, 7 de noviembre de 2007

Arte en Xela este fin de semana

El jueves 8 comienza un fin de semana cargado de actividad cultural en Xela.

La cita, ese día, es en el Puente de los Chocoyos, 7ma. Calle entre 15 avenida y Diagonal 10 de la zona 1 de Xela, en donde, a partir de las 18:00 horas se estará llevando a cabo el Festival Arte Vivo: un espacio en el que convergerá la poesía, la música, el teatro, la danza y la pintura.



El viernes 9 inicia una jornada de poesía a cargo del Premio Nacional de Literatura, Francisco Morales Santos, y del Premio Luis Cardoza y Aragón, Gerardo Guinea Diez. A las 19:00 horas, en Baeza, antiguo Edificio Suárez (Diagonal 3 D3-13 zona 1), los poetas guatemaltecos estarán llevando a cabo la primera lectura de su obra. La actividad se extiende hasta el sábado 10, cuando, en el mismo lugar, pero a las 16:00 horas se realice un conversatorio acerca de poesía guatemalteca contemporánea.

La jornada finalizará ese mismo día a las 19:30 horas en el Centro Cultural La Serpiente (5ta calle 2-36 zona 1 de Xela) durante una lectura colectiva en la que participarán los poetas invitados y poetas jóvenes de Quetzaltenango.



Inmediatamente después de la primera lectura del viernes 9, los músicos del Proyecto Pájaro Jaguar estarán en el Cuartito proyectando el video Luz de Alumbre: una interpretación gráfica y musical/experimental basada en la novela de Asturias “El señor Presidente”, así como presentando la exposición de varios cuadros que quedarán en exposición y venta. La cita es a partir de las 20:00 horas. No falten.

lunes, 5 de noviembre de 2007

Arte Calle en La Serpiente


Con la intención de promover un acercamiento entre la gente y los artistas de la calle, el Centro Cultural La Serpiente organizó Arte Calle, y reunió en sus instalaciones a un tatuador, un especialista en piercing, algunos artesanos, un especialista del comic, músicos y un pintor con aerosol. Todos estuvieron presentando su trabajo y compartiendo su experiencia, la historia de su arte y su contexto.

Foto/ La Serpiente

sábado, 3 de noviembre de 2007

Tus muertos... mis muertos (retazos)


Por: Rodrigo Pérez Nieves


¿Dónde están mis muertos?

¿Dónde están tus muertos?

A todos mis muertos
recuerdo en soledad,
siento su presencia
aquí, muy dentro
en lo profundo de una herida
que late al ritmo de un dolor mortal y eterno


Han pasado ya más de 50 años desde que inició una de las páginas más dramáticas de la historia de Guatemala, un ominoso episodio como lo puede ser una guerra fratricida que enfrentó a hermanos contra hermanos y que abrió una sangrante herida que todavía permanece sin cauterizar, en parte gracias a las formaciones políticas que se empeñan en resucitar viejos fantasmas y maniqueos esquemas ya superados por las generaciones más jóvenes. Y precisamente en estas fechas afloran los recuerdos…

Todos los años cuando la Jacaranda empieza a morir, llena los pueblos con sus colores. Son colores suaves, alfombras de otoño y de nostalgia. Con esos morados siempre aparece “alguien”; viene desde el pasado, muerto, estéril. Un ser lleno de vida convertido en cadáver, vuelto recuerdo, sin nuevas palabras sobre la piel, ni cicatrices, ni sensaciones. Solo en la terrible y absoluta soledad de su muerte.

Esa es mi Guatemala en fecha de Difuntos: bipolarizada entre poderosos y desposeídos, analfabetos y alfabetos, con tierra y sin tierra, desgarrada por seculares injusticias degradantes, terribles desigualdades, miseria crónica y el caos reinante preconizador de una revolución que se efectuó en la montaña y en parte del área urbana, largos años a perpetuar esa leyenda negra que nos persigue desde las montañas del Quiché hasta las faldas del Tecuamburro, desde los bosques de San Marcos hasta la universidad de San Carlos. Universidad de las revanchas personales, el caciquismo endémico, el analfabetismo limitador, el odio larvado al vecino, el desafío a la autoridad y la anarquía sin sentido tan cara a la idiosincrasia hipócrita.

Se cometieron barbaridades sin fin, es algo que nadie puede poner en duda. Y ninguna muerte está más o menos justificada que otra, ni tiene mayor o menor valor. Porque lo cierto es que miles de personas inocentes pagaron con sus vidas la osadía, tanta como para pertenecer a un determinado partido político o defender una causa, de vivir a su manera, sin hacer daño a nadie.


“Yo no quisiera estar aquí. Yo no quisiera ser de aquí. Y aunque me duele el dolor del mundo, perdóneseme, pero me duelen menos otros países, que éste. Me voy a veces. Me meto en un libro y me voy. Tomo un pasaje de canción o recuerdo y me voy. Escribo una carta, me meto con ella en el sobre, me pongo en el correo y me voy. Pero dura muy poco mi viaje: desde adentro de mí mismo este país -este pequeño y cruel país-, se me hace presente, me sangre, me duele. Cuánto amor en el dolor. Cuánto dolor en el amor. Qué dura eres Guatemala.”
Manuel José Arce


Existen miles de cadáveres, tus muertos… mis muertos, olvidados en olvidadas fosas comunes, cunetas o terrenos inhóspitos de nuestra piel intercultural que sólo espera encontrar un momento de reposo eterno: poetas, estudiantes, profesores, campesinos, obreros, amas de casa, profesionales, sacerdotes…


¡Desgraciados los traidores, Madre patria, desgraciados, ellos conocerán la muerte de la muerte hasta la muerte! ¿Por qué nacieron hijos tan viles de madre tan cariñosa?
Otto René Castillo


Es el momento apropiado para poder afirmar que, más vale tarde que nunca, las heridas supurantes del alma indohispana han empezado a cicatrizar. Pero mientras sigamos escondiendo la suciedad debajo de la alfombra, no habrá descanso eterno para ellos… nuestros muertos.

He ido desenterrando
todos mis muertos: Sombras
compañeras, latidos
sin música, corona de manos y de lágrimas
lloviendo en la memoria.

¡las campanas plañideras que les hablan a los vivos
de los muertos!
¡Y hay algo angustioso e incierto
que mezcla a ese sonido su sonido,
e inarmónico vibra en el concierto
que alzan los bronces al tocar a muerto,
por todos los que han sido!
El segundo día de noviembre la tristeza camina por cada rincón de las casas. En viaje al cementerio van familias enteras. Los que sobreviven visitan a los que reposan eternamente. El cementerio es un callado imperio. Un hombre muerto pierde todo lo que tuvo y lo que podía tener. Visitar la tumba de los nuestros, cambiar las flores y aspirar el olor a podrido que sale de ellas. Las manos se van llenando de gusanos y podredumbre, el olor a muerte se impregna…


He ido desenterrando mis muertos

y mis horas (y sus horas),

mis muertos

y sus glorias, (mis glorias).

Dolían en lo hondo

de mi tierra: sus sombras

velaban a la vida la cara luminosa

Y yo que había pensado que cuando él muriera estaría a su lado para cerrarle los ojos. Imaginaba que mi mano agarraría fuerte la suya hasta que se fuera alejando y el último latido desapareciera de su cuerpo. O talvez sería al revés. Pero la puta violencia me arrebató esa posibilidad. Me convirtió en una viuda a los 23, intentando salvar del olvido la memoria de un muerto. Una enferma abrazando y tocando todo lo que un día Juan tocó. Tirada bajo la cama sobando sus zapatos, la silla donde se sentaba, buscando en el fondo de esos objetos un poco de su esencia. Angustiada pensando cuántos días tardaría en desaparecer su olor de la tierra, pegando la nariz en todo lo que estuvo cerca de él. Y los retratos que sólo congelaban una faceta muy vieja, muy mirada, muy gastada, usada, pensada, suspirada. Fotos que se confundieron con el verdadero rostro y se gastaron ante los ojos de tanto verlas. Él nunca volvió a tener tres dimensiones; se convirtió en un espejismo, en una caricatura de lo que fue.

Lucía Escobar (La Cuerda)




Quedar sin ellos era
quedar sin mí. ¿No lloran
por mí? ¡Tanto he llorado
yo, por ellos, a solas!

¿Lloran por mí? ¿De su
paraíso me arrojan

con espada de fuego?



A todos ellos

A tus muertos… a mis muertos

un desesperado recuerdo

desde la necesidad de saber que han sido

que aun son dentro de esta mi mente desquiciada.


A todos mis muertos
a los tuyos
a los muertos de los que aun viven,
a todos ellos sonrío
y escucho su rumor de otro día
su voz de antaño que es mi voz:
la mía.


Allí entre ellos, en su morada
en su espacio que no ocupa
está parte de mi esencia,
allí
quieta, dormida está mi infancia
mi juventud,
allí
en su muerte
está parte de mi vida.

A los muertos con nombre

a esos que amé, a los otros,

a los que no conozco

a los que no son míos

pero han sido:

A tus muertos… a mis muertos

A todos.

jueves, 1 de noviembre de 2007

Ya salió Revista Luna Park No. 4


Ilustración: Martín Díaz

Noviembre es un mes propicio para que revivan los recuerdos, las leyendas, las tradiciones, y para recorrer los caminos del asombro y el misterio. En ese espíritu aparece esta cuarta edición de Revista Luna Park en la que exploramos a la muerte y lo sobrenatural, tanto en la literatura, como en la música y la tradición oral; y damos un recorrido visual por lugares donde el tiempo parece haberse detenido; o donde los espacios parecen haberse multiplicado.

Acompáñennos una vez más. Lean, escuchen, vean, exploren, comenten, participen… es el turno del arte.

Visítanos en www.revistalunapark.com

lunes, 29 de octubre de 2007

Maratón de poesía en Panajachel, inscríbanse


Se avecina un Festivalito más organizado por Ati, la Revista del Lago. Y como parte de toda la acitividad cultural, esta vez se tiene programada una maratón poética, 12 horas de poesía continua en la vía pública. Todos están invitados para inscribirse con tiempo y participar en ella el próximo sábado 17 de noviembre.
Más información en los teléfonos 5062 5380 y 7762 3585.

jueves, 25 de octubre de 2007

Recuerdos...

Por: Marvin García

Juguetes, juegos, más juguetes, aquellos que soñé, aquellos que nunca tuve, pelotas, pistolas de agua, camioncitos tonkas, dar una miradita a mi niñez es algo así como abrir la caja empolvada de carritos viejos que está en el rincón más oscuro de mi cuarto, es cerrar los ojos y acordarme del zapatito cochinito, del Mario BROS topado en medio de un ataque de asma, y por qué no, los recuerdos más felices de mi niñez son aquellos domingos en que de la mano de la cada vez más olvidada silueta de mi padre caminaba ilusionado al estadio (algo que sigo haciendo con la misma ilusión), ver de nuevo a mi niño es pensar en la nostalgia de las mañanas en el bus del colegio, en pensar en las eternas horas que mis ojos apenas empezando a ver, esperarían de nuevo acariciar a mi mamita, si mis amigos, me pongo nostálgico, pero creo que eso es el resumen de mi infancia, una pacha llena de no sé qué, alegrías, tristezas, nostalgia al fin, a veces pienso que si la vida fuera una eterna tarde sin hacer tareas, al contrario jugar fut, montar bici, comer pan o simplemente subirse al techo de la casa y pensar ¿porqué el cielo es azul?, la vida sería más soportable, mi niñez se disfruta más ahora que es recuerdo, ahora que extraño esos momentos cuando una piedra era el juguete más valioso para mí, no se me ocurre algo en particular, puede ser música, juguetes, qué sé yo, pero cuando uno es niño, el único miedo que existe es dejar de serlo (ahora entiendo por qué) eso es ser güiro, una pelota, amigos de barrio, todos desaparecemos, menos nuestra infancia, eso no, siempre queda, alimenta y duele, pero queda, el mundo cambió, el aire cambió, la calle cambió, nosotros cambiamos, pero aquellos días serán iguales, ahí donde se quedaron, ojalá volvieran.

martes, 23 de octubre de 2007

Mi renuncia


Por: Edgar Contreras


Por medio de la presente presento mi renuncia irrevocable a ser adulto. He decidido aceptar la responsabilidad de tener 5 o 10 años nuevamente: Quiero volver al colegio con mi suéter rojo deshilachado. Quiero emocionarme al saludar a extraños desde la ventana del carro de papá. Quiero “tomar distancia” en la fila. Quiero volver a mi casa a comer la comida de mi Ita Martha. Quiero participar de los actos en la escuela, llevar la bandera o hubiese sido bueno hacerlo jeje nunca lo logre. Quiero hacer los deberes en la mesa de la cocina. Quiero tomar incaparina viendo el chavo del ocho. Quiero ir a jugar al techo de mi casa donde han pasado tantas vidas. - Quiero que la puerta de calle nunca esté cerrada con llave. Quiero ir a la tienda de la esquina a pedir un quetzal de chicles de bolita de cinco centavos y metérmelos todos a la vez y masticarlos hasta que me duela la quijada y que me regañe mi mamá por estar haciendo "lata" mi dentadura. Quiero mirar caricaturas del pájaro loco en la tele.
Quiero esperar a mi papá, llegar del trabajo, y que esconda nuevamente chicles bubble gum por toda la casa para que los encuentre y se vuelva una aventura fascinante.Quiero ver a mi mamá limpiando lo limpio, barrer la casa y platicar con las vecinas de cómo no esta limpio si ella no lo hace. Quiero que mi abuela me cuente viejos cuentos. Quiero robarle las cervezas a mi Lelo tomarme unos tragos y echarles un poco de agua; quiero verlo alegando de como ha bajado al calidad de la Gallo, de cómo sabe a agua ahora esa mierda. Quiero pelear con mi hermano, porque lo quiero.
Quiero sentarme en la grada de descanso de mi casa y jugar a las cabañas, y que mi hermano grande siempre gane porque él inventó el juego. Quiero comer pizza parado, sudado en chucky cheese. Quiero jugar football en el patio de mi casa con mi hermanito creyéndose Tafarel. Quiero pasarme las "vacas" en la playa jugando en la arena y descubrir ranas gigantes, quizás más grandes que yo, en la piscina, quiero quemarme como un camarón, y andar descalzo en la arena y espinarme nuevamente quiero callar para no recibir el regaño de mamá. Quiero ir de campamento como mis amigos, e inventar un nombre para la cabaña, y que se me ocurra llamarle toy y que a todos les guste, quiero rimar todo con toy para ganar puntos, toy emocionado, toy afirmando, toy deseoso.
Quiero que la seño Nora me diga que me quiere y me deje molestar solo porque en verdad si lo hace. Quiero que el vigilante de la esquina me mire cuando cruzo la calle. Quiero mi bici, mi patineta, mis carritos, mis muñecos. Quiero ir a mirar “pasar los trenes". Quiero reunir a toda mi familia para mi cumpleaños. Quiero ir a campero los domingos y pensar que mi hermano es el más valiente del mundo porque se tiró del tobogán grande.Quiero las cosas sencillas de todos los días. Quiero irme a dormir sin pensar en mañana. Quiero, en fin, que me devuelvan mi infancia, mi inocencia, mi esperanza.

domingo, 21 de octubre de 2007

Casa de la Serpiente abrió en Xela

El 20 de octubre fue un día de fiesta en Casa de la Serpiente, el nuevo centro cultural que, oficialmente, abrió sus puertas en Quetzaltenango. Así transcurrió el día...


Durante la mañana se llevó a cabo un foro de discusión acerca de la violencia y el resentimiento en la construcción de la nación. Participaron: Daniel Matul, Francisco Cajas y Rudy Hernández.



La danza también hizo presencia, y estuvo a cargo de Edith Pacheco.

Carmen Lucía Alvarado fue una de las poetas que participó durante la actividad.


La presentación teatral de la noche estuvo a cargo de Artzénico.


La mera mata puso el toque de Reggae.

El plato fuerte de la noche: Hip Hop guatemalteco a cargo de Alioto Lockos.



Casa de la Serpiente está ubicada en la 5ta calle 2-16 zona 1 de Xela.

miércoles, 17 de octubre de 2007

Música electrónica y Miguel Ángel Asturias


Para conmemorar un aniversario más del nacimiento del escritor Miguel Ángel Asturias, así como los cuarenta años del anuncio de la entrega del Premio Nobel de Literatura a su obra, Revista Luna Park y Metáfora presentan el Video Luz de Alumbre del Proyecto Pájaro Jaguar. Una interpretación gráfica y musical/experimental de la obra de la novela “El señor Presidente.

Viernes 19 de octubre
18:00 horas

Auditorio de Casa de la Cultura
Entrada gratuita

Para mayor información acerca del proyecto visiten el área de Música de Revista Luna Park

lunes, 15 de octubre de 2007

Máquina del Tiempo

Por: Gabriel Rodríguez


Soy una especie de caracol y de cangrejo ermitaño, o más exactamente al revés: porque he tenido que mudarme a casas portátiles más grandes, a medida que mi mundo interior crece. No obstante, siempre llevo conmigo cosas esenciales. Van conmigo en casa mudanza. ¿Qué cosas? Voy a disparar al aire algunos ejemplos, así en buena onda para que toda la mara que le guste, trastee su máquina del tiempo. Ahora los invito a compartir un poco de xingadeira con mi máquina del tiempo.
Muchas veces, todo comienza con Cri Cri cantando a dúo con el ratón vaquero; y tan siquiera como ahora sucediera en las escuelas, que empiezan a salir todas las vocales a marchar de los élitros violinistas del pequeño amigo, y grillo cantor. Pasaron eones, es decir años, y Cri Cri sigue ajustando las cuerdas de sus élitros violinistas. Para alegrar la fiesta –y no rayar los acetatos del grillo en cuestión- se suman al rollo los muñequitos de Play Mobil, enfrascados en sus aventuras. A veces también lo hacen los Lego y los Tente, cuando momentáneamente están a verga de sus mil y una posibilidades combinatorias.

Con esta máquina del tiempo, me paso a otra, para saltarme los libros de la escuela y las maestras rancias. Cuando me meto en algún problema, recurro a Sport Billy para que saque alguna solución de su mini-maletín; y en su defecto, si no puede o está de vacaciones, hay buenos reelevos: Matzinger Z, los superhéroes Marvel y los Superamigos y Cía saliéndose de los cómics, de las páginas multicolor de las historietas. Pero a veces están muy ocupados convenciendo a mis papás de que me lleven a la juguetería que tengo cada vez más grande en mi cabeza. Pero sí, tengo suerte de ser tratado con calidez en plena Guerra Fría.
Treinta y un siglos después, cuando a menudo la dictadura militar de mis maestros y maestras me condenan al destierro fuera de mi salón de clases, e incluso de la hora del recreo, hay otro tío, Ulises 31 me invita a su exilio intergaláctico hasta que pueda llegar a su casa. Siempre y cuando la Guerra de las Galaxias no haya desplegado su poderío en las estanterías de las jugueterías; tanto como para que un Imperio contraataque, o un Jedi regrese con grandes ofertas; y que E.T. consiga telefonear a su casa.
Cuando por el poder de Grayscole consigo ganar el examen de matemáticas –sin estudiar, claro está-, o en su defecto la Espada del Augurio me ayuda a ver más allá de lo evidente, sacar acordeones y el chivo de cuernos retorcidos, sin necesidad que los descubran mis profesores debajo de mi pupitre. Cuando hago todo esto puedo evitar mi krypotonita. Otras veces no. Quisiera preguntar si el tedio del Idioma Español es una jerigonza retorcida, más pesada que el anda de la procesión infantil de Semana Santa que me obligan a cargar. Sería mejor una versión aburrida de Calabozos y Dragones.
Me gustaría saber si es mejor que planee un escape de mi salón de clases, a lo Houdini y Mandrake, o acaso a lo Indiana Jones y Jonhy Quest. En ésas, que un buen amigo, a la hora del recreo, me convide un poco de espinacas; y sí, poder poner en su sitio a esos tres pitufos de mierda que tengo entre ceja y ceja y están en mi clase: el filósofo, el gruñón y el vanidoso. Rebotarlos como cuando juego canicas, fut, o Invaders en el Atari. Luego, no estaría mal darme un Viaje a Las Estrellas de Pollo Campero, McDonald’s, Chévere, Los Gauchitos, y por qué no, futío acompañado de garnachas, churros y choco milk con una sobredosis de chiquitolina, sin que nadie cuente con mi astucia.

En fin, quisiera preguntarme si Cri Cri y compañía aún salen en ciertas noches y aún salen en ciertos días, acompañados de Enrique, Ana, y otros Chicos que andan a Menudo por ahí con todo su Timbiriche; si Memín sale de sus páginas para hacer travesuras, y Kalimán lo saca de apuros antes que le caiga la tabla con clavo. Me pregunto si en su defecto, le echarán una mano al negrito los superhéroes de Marvel, cuando tienen ratos libres en los cómics, aunque no hable inglés, ratón vaquero traduce. Qué pasará cuando los que le ayudan al patojo hablan francés –y gálico también-, como Ásterix, Obelix y el Druida cuando no están ocupados con los romanos. Seguro son favores que ahora pueden solicitarse a Harry Potter.
Son cosas que quisiera preguntar, si quedaron registradas en la Historia Universal para niños, o si ocurrieron en algún planeta de mis libros de astronomía infantil; o si de paso visité al Principito en su propio planeta, y mi avión no descendió de emergencia en ése mundo.
Quisiera preguntar si esto no es preferible a quedarse en la Isla del Tesoro sin un buque de retorno; o encontrarse a Sandokán desembarcando en la jungla. O por el contrario, ser rescatado por el Nautilus y ser invitado abordo por el Capitán Nemo, para no ir a parar en el centro de la Tierra y hasta el lado oscuro de la luna. A lo mejor es preferible un poco más bajito y despacio para ir cinco semanas en globo, para no encontrarse durante la noche en el callejón de mis temores, al Sombrerón y la Llorona. O pedir al genio de la Lámpara, que me dé el poder de desaparecer y aparecer a voluntad, de donde ni mi bicicleta, ni ningún auto fantástico, Fénix 5, o Lobo del Aire, puedan sacarme de la zona de peligro y dejarle los ojos cuadrados al payaso asesino. Insisto, ahora estos favores puedo solicitarlos a Harry Potter; como también no volverme un señorito de las moscas en mi propio basurero, escoltado por las negras alas de los fantasmas carroñeros, mientras inhalo mi infancia encerrada en una bolsa de plástico. Pienso en los que no han contado con todo esto, y que la compra de un Big Mac a su salud una vez al año, no es suficiente para sacarlos de la compañía de esos calabozos y ladrones.

Todo esto lo cargo todas las mañanas en una mochila y se muda conmigo adonde quiera que voy. No lo desempaco hasta que me voy a dormir. Es más, ni siquiera tengo necesidad de guardarlo en una mochila; y tampoco necesito un ipod, y cualquier aparatejo por el estilo, ni Internet para echarlo a correr. No es como pintarse la cara de payaso sin un espejo, y sí es para dejarle cuadrados los ojos al payaso asesino.

viernes, 12 de octubre de 2007

Please, insert coin


Por: Julio Serrano


Muchos de los que leemos estas palabras fuimos niños en algún lugar de los ochenta. En mi cabeza esta década es un esfuerzo por recordar las tardes frente a la tele, los primeros años del colegio y un viaje a Disney. La imagen de mi mamá viendo amor en silencio y de mi hermano mayor imitando a Bruce Dikinson, puras instantáneas. El ocho y el cero con algún tipo de letra regordete y dorado, con un paisaje en colores pastel de fondo y todo sobre una espantosa camiseta blanca medio rala y bastante floja, los ochenta con su inquisición estética, con sus novedosos e inaguantables sintetizadores, los ochenta en la pantalla, plenos de infancia.

No existe niño que tenga las manos vacías, cualquier cosa que ocupe sus dedos podrá transformarse en una nave, un carro o un caballo. A partir de lo anterior podemos arriesgarnos a hacer dos divisiones esenciales del juguete, los que de plano y los que ni modo. Los que de plano se compraban, se viajaba cuatro horas de tu casa a la capital, o solo cuarenta minutos, pero salías, ibas allá, a la sexta avenida entre décima y novena, a ese lugar que ahora es una mancha de humo, a la vitrina que ya no se mira, al lugar de las máscaras: La juguetería. Entrabas y siempre había una ración de plástico y metal que llenaba tus manos. Después apareció El juguetón, pero esos son otros cinco pesos.

Jugar porque de plano

El juguete más elemental de los que de plano, el lego, el trocito, el cubito rojo que aparecía tirado en la cocina, el que se te iba entre el baño o en el mejor de los casos en el sofá. Los carros que de plano los Matchbox y los Hotweels, los Tonka (todavía de metal) y las pistas Tyco, y por supuesto los Micromachines y sus cosméticos de aceite. Lo muñecos de jimán, las barbies, los pitufos de hule que algunos coleccionaban, la pelambrera de los trolls, las tortugas ninja, los robots, los rambos. Pero entre los que de plano hay que hacer un espacio especial, es para los juguetes de McDonalds, el más antiguo que conservo es una patrulla con una hamburguesa policía manejando, que por alguna brillante idea de algún creativo macdófilo, expulsaron al policía del imaginario y sólo dejaron al robaburguesas. Macpapitas que se intercambiaban de ropa y sombrero, tres o cuatro versiones de los Muppets (de peluche, de hule, de plástico, sentados, parados o en bicicletas), robots que se convertían en helados o papas fritas, el inspector Gadjet, la película de temporada, o el señor cara de papa. En la caja de los juguetes que de plano no faltan ni los que se compraban en Mac, ni los que venían en las cajas de CornFlakes, como los animales que se metían chiquitos a la pila y salían convertidos en una tremenda plasta de hule.

Una de las principales ramas de los que de plano son los videojuegos. Jugué la última generación de Atari, 7800 era la serie, controles de dos botones, mejor resolución de imagen (¡Oh imagen, valiosa y placentera imagen!), evidentemente éste era posterior al legendario Atari 2800. Pero la humanidad se partió en dos en la década de los ochenta, sí, antes y después del Nintendo, antes y después de Mario. Recuerdo que le regalaron a mi primo, en su cumpleaños número seis, un Nintendo, 8 bits, dos botones rojos y dos peuqueños grises. Mario Bros apareció en nuestras vidas y aceptamos a los videojuegos en nuestro corazón. Me encantaba visitar a mi primo para jugar frente a la tele, muy cerca de ella, sentir que era parte de lo que pasaba dentro del aparato, dentro de ese nuevo cajón de juguetes. Horas frente a la pantalla, pasando mundos y castillos, comiendo hongos para hacerse grande y rescatando princesas; placer superior era dispararle a los patos de Duck Hunt, las manos, mis manos, manipulaban por primera vez la imagen en la pantalla. Luego nuevos juegos, secretos en las pantallas, trucos, mejores armas, inevitable la evolución, ansiada.

Nunca faltaron los policías del Nintendo: que te volvías tonto, que te quedabas ciego, que convulsiones epilépticas, que el diablo (recuerdo que hasta de los pitufos dijeron que eran satánicos), pero no fue suficiente. A inicios de los noventa nos llegó con evidente retraso el Game Boy y Super Nintendo. Era realmente alucinante jugar básquet en la NBA y reventar tableros con Jordan o con Shaquille, poder ser campeón mundial con la selección de Atescatempa en el FIFA 9X y por supuesto dejar ensartado a tu contrincante en un techo lleno de púas en Mortal Kombat (se creó la leyenda de que había una clave para poder ver desnudas a las peleadoras, Meelena, Sonya Blade, Kitana; obviamente pura fantasía, pero útil, muy útil).

Paralela a las consolas (Que además el Sega y el Segasaturn —ni mencionar el largo listado de las actuales—) estaba la computadora. Los primeros juegos para compu no eran mejores que los de Nintendo: Prehistoric, Prince of Persia, King comander (que se corrían desde DOS), luego Windows 3.11 y el vislumbrante Windows 95, para algunos de nosotros el tiempo no ha cambiado tanto como las versiones de Windows (que siguen siendo una mierda). La evolución fue sorprendente, de jugar Asteroids, Pac-Man o Invaders a dispararle a los enemigos en Wolfenstein o Duke nukem o a ser un espía encubierto de la Segunda guerra mundial. Ya no bastaron algunas tardes frente a la tele, fueron necesarias semanas frente a la compu para ver el cinema del final.

Ser el protagonista de tu propio cuento, de tu guerra, de tu ciudad. Los videojuegos nos han permitido vivir en carne propia, a través de un monitor, cualquier tipo de historias, las que uno quiera, las que uno escoja.

Jugar porque ni modo

Ahora bien, no siempre le compraban a uno juguetes, ni siempre quería uno usar los que tenía, he ahí el origen de los que ni modo. Los que ni modo se hacen, hasta la fecha, con cajas de cartón, con cerchas, con rollos de papel higiénico, con piedras, tierra y agua. Todos más de alguna vez tratamos de meternos a una caja a ser nosotros el juguete.

Los videojuegos tienen su propia versión de los que ni modo: las maquinitas. En nuestros más arriesgados recuerdos está el pasarse horas en un lugar ruidoso y marcado con el seductor símbolo del vicio, introduciendo monedas en unos armatostes de madera con una tremenda pantalla y un tablero con una palanca (normalmente roja) y varios redonditos botones. Quizás el más clásico de los juegos de maquinita sea el del avioncito que bombardeaba la tierra, un juego a 2D con vista aérea en que el que se gastaban buenos gabetazos, F-Zero si la memoria no me engaña. El que hacía sencillo los billetes, el que cuidaba la puerta, el chavito flaco y medio maliado que con una sola choca pasaba tres horas jugando, que en los de pelea siempre ganaba, y que a mucha honra alguna vez fuiste vos. Las maquinitas, eran el paraíso de la más colorida y radical transgresión de la infancia, ir a escondidas de tus padres a gastarte su dinero.

Los que ni modo todavía los usamos, en los buses, en las salas de espera de las clínicas dentales, en las colas de los bancos y en las aulas. Por ahí se le ve a alguien mariposeándose un moco, somatando el lapicero en el escritorio o haciendo los más torpes y desconocidos origamis con la factura del café. De la infancia nos sobrevive la creatividad del juego, pues, como dice Calamaro, “vivir es jugar y yo quiero seguir jugando”.

miércoles, 10 de octubre de 2007

El soundtrack de mi niñez/(quién pompo)



Por Martín Díaz

No hace mucho, un grupo de amigas muy cercanas y yo, nos propusimos hacer una lista de rolas para celebrar el cumpleaños de alguno de nosotros. La consigna era que las rolas nos recordaran la niñez temprana, la primaria y, si mucho, el básico; que ciegos estábamos.

Bueno, luego de dejar un largísimo listado, que no corresponde a nuestra niñez sino a la temprana adultez de nuestros papás (finales de los 70’s), llegamos a un borrosísimo montón de canciones, la mayoría en español, bastante jocoso de mencionar y casi todas con un título que realmente no importaba, ya que con una frase se sabe qué canción es:

No te metas con mi cucu (La Sonora Dinamita),

La ventanita del amor (Garibaldi),

Vamos negro pa’ la conga (Ricardo Montaner… Sí, Ricardo Montaner),

Tengo una bolita que me sube y me baja (Garibaldi)

Corro, vuelo, me acelero (Timbiriche)

Con todos menos conmigo (Timbiriche)

Bikini a lunares amarillo (The Sacados)

Eva María se fue (se las debo)

Quién Pompó (Chico Che)

La Lambada (Kaoma*)

Quisiera ser un pez (Juan Luis Guerra)

Bailar pegados es bailar (Sergio Dalma)

Tiempo de Vals (Chayane)

Chequetere (no importa)

Hombres al borde de un ataque de celos (Yuri)

Formas de amor (Caló)

Quinceañera (Talía)

*¿Sabían que “Lambada” significa Latigazo en Portugués?

Y un largísimo etcétera de entre las cuales me permití señalar a algunos autores y melodías clásicas que le siguen sacando suspiros o vociferaciones a la ya crecida generación “Y” (y además tienen calidad):

Wilfrido Vargas

¡Recórcholis! ¡Autor de una gran parte de mi niñez musical!

Wilfrido Radamés Vargas Martínez (24 de abril de 1949), es un músico y compositor dominicano nacido en Altamira, Puerto Plata, conocido, particularmente, por popularizar el merengue fuera de las fronteras de su país.

Autor de temas que perduraran en el subconsciente de toda una generación (muy a pesar de algunos), quizás los más destacados sean: “Por la plata baila el mono”, “El africano”, “Abusadora”, “El baile del perro”, “El jardinero” y “A mover la colita”

¡Qué grande Wilfrido!

Michael Jackson

Me ahorro los datos biográficos y no, no vivimos el auge de Michael ni nos emocionamos cuando salió “Triller”, pero el album “Bad” y los videos de este señor marcaron nuestra generación.

Selena

¿Quién no fue a ver al cine a Jennifer López en su debut por culpa de Selena? Bueno, más importante que haber sabido de su muerte por “Primer Impacto” es el amplio repertorio de rolas que aportó a nuestra niñez: “Amor prohibido”, “Como la flor”, “Dreaming of you”, “La llamada”, “Bidi bidi bom bom”, “La tecnocumbia”, “El chico del apartamento 512”, “Carcacha” y “Si una vez” creo, son las más emblemáticas.

Cri Cri

Francisco Gabilondo Soler (6 de octubre de 1907, Orizaba - 14 de diciembre de 1990, Texcoco), no sólo fue un compositor mexicano de canciones para niños; sino el cantautor de mi niñez más inocente y gordita: “La patita”, “Caminito de la escuela”, “La muñeca fea”, “El ratón baquero”, “El Ropero” (Toma el llavero abuelita…), “Negrito bailarín”, “Negrito Sandia” (!), “El chorrito” y “Bombón” son las mías; cada quien tiene su propio playlist de “El Grillito Cantor”.

Ahora vamos con algunos Clásicos:

Juana, la Cubana

Original de Fito Olivares, que nos llegó por diversas agrupaciones incluyendo a Las chicas del Can, Selena y hasta Marito Rivera y Bravo; pero me quedo con la mera, la de Fito: “Háganle una rueda a Juana porque ya empezó a bailar, esa morena cubana nos va hacer hasta sudar…”

Amor de mis Amores

De La Sonora Dinamita. Una de esas canciones de despecho que suenan demasiado dulce, demasiado intenso. Una sabrosísima obra de arte: “Ya que pagaste mal a mi cariño tan sincero, lo que conseguirás: que no te nombre nunca más…”

Tu, Mujer

De la FM de Zacapa. Para no dejar de ser guapachosos, otra gran rola bailable de un grupo nacional, además, que por cierto otro grupo nacional tuvo a bien chingar: “Tu, mujer me has embrujado (aay) con tus besos de magia negra (aay) y tu mirada hechicera…”

¡Y por supuesto que nos quedamos demasiado cortos! El playlist de cada quien es inmenso. Así que este niño 85 se va a la camita (como alguna vez oyendo a Topo Gigio) y los deja arreglarse con el Ares, Lime Ware, Youtube, Etc…

¡Feliz búsqueda!